La cara oculta de la Nueva Economía: financiarización y regresión social en los EE.UU

Publicado el 01/12/2004. Tema(s): , ,

La economía norteamericana ha vivido durante los años noventa un significativo proceso de crecimiento económico, de creación de empleo, de desarrollo tecnológico y de mejora de la productividad. Este proceso de acumulación de capital ha estado indisolublemente impulsado por una doble realidad. Por un lado, la posición internacional del dólar ha podido seguir permitiendo la captación masiva de recursos financieros, propiciando una sobreabundancia crediticia que ha empujado la especulación bursátil, la inversión empresarial y el consumo privado. Por otro, la exigencia de los inversores institucionales de “creación de valor” en Bolsa para sus títulos, se ha convertido en el instrumento protagonista de la ofensiva del capital contra el trabajo, por lo que, el paulatino proceso de financiarización se ha ido traduciendo a la par en un importante deterioro del nivel de vida de los trabajadores del país (caída de los ingresos reales, aumento del tiempo de trabajo, caída del ahorro, aumento de la desigualdad, etc).

Seguir leyendo »

Financiarización y regresión social: la economía de los EE.UU. durante los años noventa

Publicado el 25/03/2004. Tema(s): , ,

Hasta el momento en el que se produjo el pinchazo de la burbuja bursátil de Wall Street en 2000, existía un aplastante consenso a la hora de conceptualizar y analizar el particular esquema de acumulación de la economía norteamericana durante los años como capaz de mantener el crecimiento de forma estable en el largo plazo. No obstante, las bases sobre las que se asentaba dicho modelo no han resultado ser a la postre distintas a las que atraviesan actualmente al conjunto de la economía mundial: la creciente financiarización de las distintas actividades económicas, indisolublemente unida al progresivo desmantelamiento de las históricas conquistas sociales y laborales. Las consecuencias de estas tendencias son de consideración: un aumento del tiempo dedicado a trabajar; una polarización social que agudiza los conflictos latentes; una reducción progresiva del ahorro hasta convertirse en desahorro; una reducción de los niveles de productividad del sistema económico, así como otros efectos de no menor relevancia. El análisis concluye al extrapolar estas conclusiones poniéndolas en relación con los progresos análogos que están teniendo lugar en la economía mundial en su conjunto.

Seguir leyendo »